Connect
To Top

The X Factor: nueva mecánica y un TOP 12 de color.

Tras 6 semanas de casting, esta noche comienzan las galas en directo de The X Factor, que en esta nueva temporada incorporan como novedad el “flash vote”, y no, por desgracia no consiste en La Prohibida anunciando las votaciones. Al acabar cada actuación se abrirán las líneas durante unos minutos para votar, al final de la noche se hará un recuento y el concursante con menos votos será uno de los nominados. Para el “results show” del domingo se volverán a abrir las líneas y el menos votado pasará a ser el segundo nominado. En realidad esta mecánica digna de “Estudio de Actores” se debe a que gran parte del público pasaba de ver la gala de los sábados ya que no pasaba nada y directamente veían el resumen y los resultados del domingo. Una vez aclarado este entuerto, vamos a lo que realmente importa, a parte de las caras de loca de Nicole y como le marcarán el paquete los pantalones a Dermot, quienes son los que han llegado a formar parte del TOP 12, y las robos a mano armada decisiones no tan acertadas.

Sharon Osbourne directamente ha hecho lo que le ha salido del fandango. Ha seleccionado a tres mujeres, con el mismo estilo, y perfiles casi idénticos, vamos que sólo se diferencian por el color de pelo. La elección de Sam Bailey no ha sido ninguna sorpresa. La carcelera favorita de las islas ya ha aprendido a posar con la boca cerrada para que no se le vea el diastema, veremos si consigue aguantar cantando canciones de negra, más que nada porque hay otras cuatro en el programa y por saturación tienen que empezar a caer una detrás de otra. Esto parece que no le importa a mucho a Sharon porque decidió quedarse con Lorna Simpson, la típica mujer con vozarrón que está siempre en la delgada línea entre cantante y verdulera, sinceramente no entendemos como teniendo al empotrador de Joseph Whelan, que por lo menos se salía de la línea de cantante de crucero, acabara tirándole y quedándose con esta random que prácticamente apareció en las judges houses de la nada. Por último está Shelley Smith, que tiene un estilo mucho más marcado y travesti, todo con bien de aspavientos, movimientos de manos y ojos saltones. Además en las entrevistas se desenvuelve con bastante sentido del humor, algo de agradecer entre tanto “estoy muy emocionada”, “es la oportunidad de mi vida”…

Gary Barlow este año no tenía mucho donde elegir con los grupos, si a Louis le hubiera tocado esta categoría nos habría metido a petardas como las Euphoria Girls o los Plastic, pero nos vamos a tener que conformar con lo que ha elegido el de Manchester. Como predijimos la semana pasada ha elegido a Kingsland Road, a los que les han cortado a todos el pelo igual distinguiéndose únicamente por el número de pisos del tupé; Miss Dynamix la girlband hecha con sobras de aquí y de allá, y que va aportar la cuota de pelucas en esta temporada. Finalmente tenemos a Rough Copy, trío que se convirtió en un dúo para volver a ser un trío, lo mismo para cuando acabe programa tienen 9 miembros cual grupo coreano.

Louis Walsh, encargado de la categoría de los chicos, la ha liado como de costumbre. Primeramente seleccionando a Luke Friend, típico cantante de los que pegas una patada en un “open mic” y te salen 18, si a eso le sumamos su pelo digno de Cuerpos Embarazosos nos da como resultado un horror al cubo. Luego está Nicholas McDonald es un niño, con cara de más niño todavía, que incompresiblemente es el favorito de su categoría en las apuestas. Nosotros más allá de que le operen sus orejas de soplillo en directo, le seguimos sin pillar la gracia. Por último, Sam Callahan ya había sacado un single previamente y lo más destacado de su promoción fueron unas fotos en las que se desnudaba en un pantano (todo por una buena causa, que siempre mejor), es tan descarada su presencia en el programa para forrar carpetas, que Louis ya ha prometido que si alguna vez acaba nominado le despelotará si hace falta con tal de que permanezca en el programa.

En cuanto a las chicas todo ha ido según lo previsto y en nuestra quiniela de la semana pasada se encontraban las tres finalistas: Tamera Foster, que va camino de ser la nueva Rihanna pero como no ande con cuidado puede acabar como una Rita Ora cualquiera; Hannah Barret que por su historia personal y su gusto por el melodrama tenía el TOP 12 escrito en la frente, otro gallo cantaría si viviera en un adosado de un barrio de familias de clase media; Abi Alton, que entre tanto gorgorito se agradecerá su rollo más “alternativo” en las galas, pero desde ECD pensamos que ese puesto debería ser para Melanie McCabe que ha vuelto a quedarse a las puertas por cuarta vez, haciendo quedar a Coral como una principiante. De momento ya ha empezado a dejar caer que los productores le insistieron en que se volviera a presentar este año a pesar de su negativa, porque le daban a entender que habría un hueco para ella, vamos una reventada de manual. Imaginaos el follón que hubiera montado si llega a caer en la primera semana, aunque quizás podamos comprobarlo la temporada que viene, total, siempre dicen que no hay quinto malo.

1 Comment

  1. 88Williemae

    29 noviembre, 2016 at 17:47

    Hello blogger ! I read your blog everyday and i must say you have
    hi quality content here. Your blog deserves to go viral.
    You need initial boost only. How to go viral fast? Search for: forbesden’s
    tools

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Música

  • Eurovisión 2016: La Segunda Semifinal

    Tras el inesperado desahucio de Rumanía, cuya pufista televisión llevaba sin pagar los recibos desde 2007, la segunda semifinal iguala en participantes...

    Dr. Anorak28 abril, 2016
  • Eurovisión 2016: La Primera Semifinal

    La Promoción eurovisiva 2016 ya ha terminado ese viaje de estudios anual que pasa por Riga, Moscú, Amsterdam y Londres para...

    Dr. Anorak19 abril, 2016