Connect
To Top

“Looking”, la nueva serie gay de HBO

Desde que Queer as Folk terminó en 2005, los gays estaban huérfanos de una serie que poder comentar en la cola del Kluster. Por otro lado, HBO necesitaba una serie centrada en personajes homosexuales para seguir demostrando que son una cadena abierta y plural. Así, ocho años después del final de Queer as Folk, aceptaron el primer proyecto de Michael Lannan como showrunner: una serie sobre la vida cotidiana de tres gays de San Francisco (California).

Looking cuenta la historia de tres amigos que rondan los treinta: un diseñador de videojuegos algo snob (Patrick), un artista frustrado (Agustín) y un camarero que aspira a montar su propio restaurante (Dom). Alrededor de ellos, un universo de personajes que sorprenden por su naturalidad y realismo. Es fácil identificarse con ellos porque no son simples estereotipos: sus conversaciones son verosímiles, tienen dudas y no se sienten realizados en la vida. Además, muchas de las conversaciones están centradas en los momentos que todo gay pasa en su vida (salir del armario, salir del armario para tus padres, salir del armario en el trabajo, salir del armario en el Lidl…).

looking-serie-tv-gay-hbo

[pullquote]Si esperáis una serie provocativa, repleta de escenas de sexo, esa serie no es Looking.[/pullquote]

No es una serie frenética, no ocurren cosas cada cinco minutos y la trama no es una montaña rusa. De hecho, puede parecer que la vida gay en San Francisco es igual de aburrida que en

Jaén. Quizá el excesivo hype que rodeó a la serie antes de su estreno haya dejado una sensación agridulce para todos aquellos que esperaban la nueva Queer as Folk. Looking no es la heredera de las noches infinitas de Brian, Justin y compañía. Si esperáis una serie provocativa, repleta de escenas de sexo, esa serie no es Looking.

Los personajes destilan autenticidad, y es ese estilo sencillo basado en los diálogos lo que ha dado a la serie cierta fama, sobre todo entre los críticos. Sin embargo, también se ha ganado un buen puñado de detractores, ya que ese realismo roza en ocasiones el aburrimiento y puede que muchos no se enganchen a la serie por su ausencia de grandes giros argumentales. Si consigues pasar de los tres primeros episodios y te adaptas a su ritmo lento y naturalista, seguramente acabe gustándote.

Looking

La primera temporada de Looking tiene solo ocho capítulos de veinticinco minutos, y a pesar de sus paupérrimas audiencias (ronda el medio millón de espectadores) ha sido renovada para una segunda temporada. En la era de Internet y las redes sociales, la audiencia no lo es todo. Y los gays son un target cojonudo. En resumen, una serie perfecta para ver un domingo de resaca o uno de esos días en los que tu follamigo te ha dejado plantado. Baja a comprar Häagen-Dazs, descárgate los ocho episodios y replantéate que estás haciendo con tu vida.

3 Comments

  1. kikogo

    7 abril, 2014 at 19:05

    ¿Nueva? Are you from the past?

  2. Albert POP

    11 abril, 2014 at 1:08

    Tiene pinta de ser muy buena y hay algun que otro que esta guapete XD

  3. Ale

    29 diciembre, 2014 at 20:28

    Empezó flojita pero la verdad es que la serie looking con Russell Tovey está “creciendo” en mí. Es precisamente la sencillez y honestidad de lo que cuenta lo que más me está gustando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Televisión