Connect
To Top

Lys Assia se hace un Coral Segovia

Aunque probablemente el nombre no te diga nada – el de Lys Assia, no el de Coral Cantalejo Segovia -, estamos hablando de la mítica viejuna con cara de pasa que saluda todos los años en Eurovisión desde la segunda fila – como Sarah Jessica Parker en los Óscar -.

Lys Assia no usa Deliplus. O sí.

Para situar a nuestros lectores a qué era geológica pertenece, os contaremos que esta señora suiza de 86 años ganó el primer Festival de Eurovisión justo dos meses después de que Juanqui confundiera a su hermano pequeño, el infante, visionariamente con un elefante. Cosas que pasan.

Lo que no pasa por esta señora son las ganas de volver a Eurovisión. Al igual que Coral, una de nuestras guilty pleasure musicales, piensa que a la segunda intentona consecutiva va la vencida. Y es que Lys iba de favorita y me cogiste de la mano el año pasado en la preselección suiza pero  un miembro del jurado le dijo en la cara que esa canción que llevaba era digna de “excursiones de jubilados en crucero por un lago“.  Finalmente quedó sexta y ella achacó su fiasco a una mano negra. Como Miss Segovia.

Si Coral pensó que sin Chikilicuatre de por medio todo sería coser y berrear cantar, Lys opina lo mismo pero rapeando, que es peor. Y encima con un título que nos suena a algo, y nada bueno: “All in your head” – Todo en tu mente –

Con una estética xtube_sponsor, aquí vemos a Lys muy bien acompañada dándole al flow…

Asociada con cuatro bukakkeros hip-hoperos negros  llamados “New Jack”, anuncia su canción como algo ‘fresco y nunca visto’ – tal parece que Nubetía es ahora su manager – y se atreve a rapear con la frase “Hello, how is the flow?”, que traducimos como “Hola, ¿cómo tienes el flujo?”. Siendo nuestro más ferviente deseo que Miss Assia se autorresponda en la siguiente estrofa, tendremos que esperar a conocer el tema íntegro en días venideros. Si llega.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Eurovisión