Connect
To Top

Detenida por rociar de leche materna a un policía

Stephanie Robinette, lejos de ser una versión fake de la Germanotta (como Ricky Raus o el Pato Monald) era una mujer normal, una rosa blanca de metal.

Todo sucedió en el estado ficticio de Delaware, donde la protagonista, de 30 años, había bebido demasiado en una boda y empezó a discutir con su marido. La discusión se puso cada vez más acalorada y la mujer salió corriendo, encerrándose en el coche. Su marido, visto el percal, decidió llamar a Enemigos Íntimos la policía.

Cuando las autoridades llegaron, Stephanie, seguramente lectora de El Cajón Desastre y/o fan de Paulina Rubio, espetó que era madre y estaba dando el pecho a su hijo.

Ante la insistencia de los agentes por sacarla del coche, la mujer no dudó en sacarse una teta del vestido y comenzar a rociar a los agentes y a su vehículo oficial con su nectar maternal.

Una vez recuperados de este nutritivo shock, los policías consiguieron detenerla y arrestarla. La mujer, aunque no ha hecho nada que no pongas tú en tu perfil de TuAmo.net, aparte de estar posicionada en Google para el resto de su vida como una colgada que dejó a media comisaría de Delaware con más leche que un Starbucks, está acusada de violencia doméstica, asalto, obstrucción de asuntos oficiales, resistencia al arresto y conducta desordenada.

Ha pedido disculpas y promete ponerse en tratamiento para combatir su adicción al alcohol.

2 Comments

  1. Dani

    7 julio, 2011 at 15:07

    pero eso habrá sido verdad??? se puede lanzar leche a chorros? me refiero del pecho

  2. DORIA

    8 julio, 2011 at 5:55

    jajajajajaja eso debe ser mentira

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad