Connect
To Top

¡Eurodrama a la Australiana!

Nos hemos quedado Florentinos en la redacción al comprobar como, apenas  24h después de que alguien en Ginebra decidiese romper los esquemas a los eurofans d’libro compartir con el mundo la noticia de la participación australiana en el Festival de Eurovision de este año, la red se ha visto inundada con dramáticos testimonios, críticas enfurecidas y peticiones de elevar en Viena la alerta naranja de terrorismo eurofán.

La gran novedad de este Eurodrama es que tiene una dimensión paneuropea, es decir, no es la típica rabieta de fans de Coral Segovia porque Ainhoa Cantalapiedra haya conseguido 2315 votos en media hora desde una misma IP.

En esta ocasión Fanas de toda Europa se han puesto en pie de guerra contra la UER por mancillar la esencia de SU festival. Los Eurofans d’libro no recuerdan un eurodrama tan espeluznante desde que en 2003 una canción en idioma inventado cantada por una gallega representando a Bélgica casi gana el Festival.

Ha habido reacciones que piensan en lo sufrido que serán las votaciones para  esas madres que te piden que las avises cuando cante España, las mismas que pensaron durante las votaciones de 2002 que todos los votos de ‘Russia’ iban para Rosa.

aet

También hay Australianas d’Libro que piensan que esto les perjudica su imagen universal:

cassie

Que haya eurofanes angloparlantes que decidan obviar la existencia de la Commonwealth nos invita a pensar que la ESO tampoco está tan mal:

common

 

Aunque acto seguido escribe Bransiman:

A alguien se le ha ido la pinza (…) se desvirtúa el sentido total del certamen. La palabra lo dice “Euro=Europa”. Y sí, ya sé que Marruecos participó una vez, tampoco debieron dejarle.

También tenemos al típico eurofán español que piensa que Svante (anterior jefazo de lo eurovisivo) se encontró una Eurovision destruida, deshecha, llena de piojos,llena de cadáveres, saqueada miserablemente por el bloque del este y el nórdico, y nos dejó una Eurovision maravillosa, una Eurovisión arriba, un Festival limpio, lleno de alegría y que Jon Ola con sus inventos nos la ha destruido, nos lo ha dejado lleno de terrorismo, de miseria, y de anarquía.

error abrir

sensata

sentimiento

Con todo esto, eurofán-ramadán piensa que en mayo Viena será menos segura que la ciudad siria de Aleppo, y que los eurofáns australianos deberían pedir protección a la OTAN. (Querido Eurofan d’libro, antes de escribir en los comentarios que la OTAN es la Organización del Tratado Atlántico Norte, lee aquí)

escramadan
Son muchos los eurofans de Latinoamérica que se ven agraviados e inundan las redes sociales con referendums para ‘deformar’ Eurovisión y no-sabemos-qué de países Democráticos y No Democráticos.


herluis

Esta crisis nos ha servido para descubrir un sub-sub grupo nuevo de eurofáns d’libro: el eurofán Melendi:

porros

En el lado optimista y alegre tenemos al típico grupo de motivados que ya piensan que todo lo eurovisivo es orégano y que la participación de Australia les tocó en un rasca de Phoskitos:

proximosO como eurofanyo que se muestra eufórico aventurando que la representante será la loca del coño de moda:

Muero de flipar!!! Ojalá vaya Sia con Chandelier, TOP5 casi seguro

 

Y como no podía ser de otra manera, el eurofán cuñao:

zancaturno

 

Y tú, lector, ¿qué opinas de esta nueva  posibilidad de poder ver a Kylie Minogue sobre el escenario eurovisivo?

 

 

2 Comments

  1. María Luisa Santiago

    11 febrero, 2015 at 22:39

    Kylie amiga, cuand o can te s hadme una se ña l que solo tu y y o entend a mos, sigo aqui por t i, paso ma l os momen to s, al suic i di o

  2. Pingback: Australia repite en Eurovisión 2016: ¡Kylie, es tu momento! | El Cajón Desastre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Eurovisión