Connect
To Top

Ice Ice Baby: 25 años del primer #1 del rap

El 3 de noviembre de 1990, por primera vez una canción de rap llegaba al número uno en USA. Irónicamente fue un rapero blanco, Vanilla Ice, que tomó prestada la melodía de Under pressure de Queen y David Bowie y la convirtió en Ice ice baby. Número uno en todo el mundo, catapultó al estrellato al rapero de la noche a la mañana, y algunos llegaron a decir que sería a la música rap lo que Elvis Presley fue al rock. Nada más lejos de la realidad, su carrera fue tan intensa como efímera, y en unos meses cayó en total oscuridad, no sin antes haber vendido 15 millones de copias de su álbum de debut, hacer una película e incluso darse un revolcón con Madonna.

 

Hoy día, donde el hip hop domina el panorama musical, se hace difícil pensar que no hace tantos años el rap era un estilo casi marginal, donde pocos cantantes establecidos se decidían a colaborar con un rapero. En realidad el rap en los años 80 tenía más éxito del que reflejaban las listas musicales en USA. Las emisoras de radio pop eran en principio reticentes a pinchar este tipo de música, porque solían tener una letra controvertida, pero a medida que aumentaba la demanda y las ventas.

A finales de 1991, la revista Billboard, la biblia de la música en USA, introdujo el sistema Nielsen SoundScan para contabilizar las ventas de los discos y el airplay de las canciones. Hasta ese momento, eran las propias emisoras de radio las que mandaban el informe de lo que pinchaban y las tiendas de lo que vendían, y con ello se confeccionaban las listas de álbumes y singles oficiales. Con el nuevo método, las ventas de cada disco y las veces que una canción suena en la radio son registradas digitalmente, por lo que era mucho más fiable y registraba realmente lo que se estaba vendiendo y escuchando. Y ¡oh casualidad! La música rap se hizo notablemente más presente en las listas de éxitos, haciendo patente que realmente su popularidad era mayor de la que parecía. Y seguiría creciendo hasta hoy, aunque el camino fue lento. Sin intención de ser exhaustivos, echemos un vistazo a los comienzos del rap, canciones que eran un híbrido entre cantar y rapear, las primeras colaboraciones de artistas ya consagrados con raperos, y algunas de las canciones que definieron el rap en sus primeros años.

 

Canciones “con algún tipo de rap” de éxito en los 80

 

Como es ampliamente conocido, Rapper’s Delight de The Sugarhill Gang, aunque no fue el primer single de rap publicado, sí está considerado como el primer éxito de este estilo y la canción que le dio el empujón definitivo a finales de los 70. A partir de aquí, cada vez más canciones pop empezaron a incluir algún tipo de rap. En 1981, Rapture, de Blondie, fue la primera canción en llegar al #1 en USA que incluía un rap.

 

En 1983, Culture Club, tras un par de singles que arrasaron, publicaron en USA un tercer single de su álbum de debut, I’ll Tumble 4 Ya, donde el siempre fieramente heterosexual Boy George rapeaba tímidamente. Alcanzó el top 10.

 

Un año más tarde, el actor y cantante británico Murray Head rapeaba los versos de One night in Bangkok, una canción escrita por los componentes masculinos del grupo ABBA, y que curiosamente fue top 10 en todo el mundo excepto en su país natal (#12).

 

Un ejemplo más es el debut de Pet Shot Boys; West End Girls fue #1 en USA y UK en 1986, y aunque está lejos de ser una canción de rap, Neil Tennant rapea durante buena parte de los versos del tema.

 

Artistas consagrados que colaboraron con raperos

Aunque ahora casi cualquier estrella ha colaborado con algún rapero o tiene un remix de alguno de sus éxitos que incluye rap, en los 80 la historia era bien distinta, y eran pocos los artistas establecidos que se aventuraban a colaborar con algún rapero y publicarlo como single.

Sin ninguna duda, el primer éxito comercial de una colaboración de este tipo es I feel for you, una canción original de Prince, que en 1984 Chaka Kan versionó con la participación de uno de los pioneros del rap, Melle Mel. El impacto de esta novedosa fórmula fue total, y se convirtió en un hit en todo el mundo (# 3 en USA y #1 en UK).

 

La otra colaboración icónica que marcó estilo llegó años después, en 1989, cuando Jody Watley, cantante de moda tras arrasar con su álbum de debut en solitario (ganó el Grammy a mejor nueva artista, a pesar de llevar toda la vida cantando con Shalamar), extraía como single de su segundo álbum Friends, una de las primeras colaboraciones con un artista rap (el dúo Eric B. & Rakim) a lo largo de toda la canción, incluso aparecían en el vídeo. Fue top 10 en USA y la fórmula imitada hasta la saciedad.

 

Y un ejemplo más de cómo el añadir un rap a una canción la convirtió en un bombazo. En 1989, Paula Abdul era la cantante femenina del momento en USA. Su álbum de debut seguía vendiendo millones de copias, y había tenido tres #1 consecutivos. Pero aún llegaría uno más con el sexto y último single del ábum. Opposites Attract era un dueto con The Wild Pair, que en su versión del álbum tampoco era nada especial, pero fue añadirle un irresistible rap, y junto a un espectacular vídeo llevó la canción a otro nivel, siendo #1 en USA y medio mundo.

 

En 1990 eran cada vez más las canciones pop de éxito que incluían un rap, y no solo colaboraciones con rap artists, sino interpretados por ellos mismos. De hecho, se llegó a tal punto que se editaban versiones exclusivas para las emisoras de radio con algún tipo de rap y que no era posible encontrar en los singles o maxi-singles a la venta de las mismas, porque eran solamente promocionales. Utilizaban esta estrategia para que los oyentes solicitaran estas canciones en la radio, única manera de escuchar estas versiones, y así aumentar el airplay de las mismas, lo que las hacía subir en la lista oficial en USA. Un par de ejemplos de grandes éxitos que utilizaron esta fórmula:

I wanna be rich de Calloway fue #2 en USA en 1990.  Por un lado estaban las distintas versiones incluídas en el single a la venta. Y aunque en una de ellas había un rap extendido, la versión que pinchaban en la radio era diferente, un radio edit con un rap que nunca salió a la venta, y de hecho ni siquiera hoy día se puede comprar en itunes o encontrar fácilmente.

Mucho más conocida y trilladísima es Finally, el single de debut de Ce Ce Peniston. Aunque había varias versiones de la canción (y más que vinieron posteriormente con sucesivas reediciones), la que sonaba hasta la saciedad en las emisoras americanas era una versión que nunca salió a la venta, y que incluía un rap (MC Lethal) que encajaba perfectamente y que en mi opinión la convertía en el mejor remix del tema.

 

Éxitos del rap que dejaron huella

Por último, recordamos algunos de los primeros éxitos comerciales del rap que dejaron su impronta y abrieron camino a muchos otros que vinieron después.

 

Walk this way – Run D.M.C (with Aerosmith) (1986)

El primer gran éxito del rap y primer top 10 en USA. Aerosmith revivió su carrera reinventando uno de sus clásicos, que hizo que el mundo del rock pusiera sus ojos por primera vez en este estilo.

(You Gotta) Fight For Your Right (To Party) – Beastie Boys (1987)

Este himno en cualquier fiesta adolescente del momento disparó la venta del álbum del grupo a los 4 millones en USA, la mayor cantidad de copias que había vendido un artista de rap hasta la fecha.

I need love – L.L. Cool J (1987)

Con su primer éxito, L.L. Cool J creó la balada en el rap, de la que vendió un millón de copias. Es de los raperos de la época uno de los que ha tenido una carrera más longeva, reinventándose después como actor y presentador.

Parents just don’t understand – DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince (1988)

La carrera de Will Smith, tanto musical como en televisión, arrancó a partir de esta canción (y vídeo). Les hizo ganar el primer Grammy que se entregó en la categoría de rap.

Push it – Salt’N’Pepa (1988)

En un mundo claramente dominado por hombres, el único grupo (o solista) rap femenino en destacar en los 80 fueron ellas. Este single y su álbum vendieron más de un millón de copias, siendo las primeras raperas en lograr tal hazaña.

It takes two – Rob Base & DJ E-Z Rock (1988)

Si bien su éxito comercial fue moderado (#36), su influencia fue mayor que casi cualquier otra canción de rap de la época, siendo sampleada hasta el infinito por otros artistas.

Wild thing – Tone Loc (1989)

Fue el primer rapero en tener dos top 10 en USA. Tanto esta como su siguiente single, Funky Cold Medina, fueron top 3 en USA, aunque nunca volvió a tener un éxito.

Bust a move – Young MC (1989)

Otro clásico del rap que fue top 10 en USA gracias a un vídeo dirigido por la misma directora que había hecho el de Wild Thing para Tone Loc.

The humpty dance – Digital Underground (1990)

Otro single millionario en ventas, y perfecto ejemplo de cuando el hip hop era básicamente diversión. Otra canción que ha sido sampleada incontables veces.

U can’t touch this – MC Hammer (1990)

Una de las canciones de más éxito de la historia del rap. Con un sampling de Super freak de Rick James, Hammer creó la fórmula de samplings de melodías conocidas y vídeos con bailes frenéticos, que ha seguido vigente hasta hoy. El álbum vendió 10 millones de copias en USA y permaneció en el #1 durante 21 semanas.

It’s a shame (my sister) – Monie Love (1991)

Sampleando el tema It’s a shame de The Spinners, por fin una solista femenina consiguió tener un éxito rap, el primero que alcanzaba el top 40 en USA.

Good vibrations – Marky Mark & The Funky Bunch (feat. Loleatta Holloway) (1991)

Y casi un año después de Ice ice baby, otra canción rap llega al #1 en USA. Aunque Marky Mark (ahora el respetable actor Mark Wahlberg) tenía menos prestigio entre los raperos que el propio Vanilla Ice, la combinación del sampling de Love sensation con su musculado torso llevó esta canción a lo más alto.

 

 

El rap aún tuvo que pasar por una época complicada en la radio americana entre los años 1992 y 1995. La presencia cada vez mayor del rap en canciones pop hizo que emisoras más conservadoras decidieran editarlas y suprimir estas partes. Había artistas que directamente publicaban sus radio edits sin rap para poder sonar en determinadas emisoras. Eran los años en los que la música alternativa pegaba con fuerza y saturaban las ondas, y por algún motivo, cuando años atrás se hacían remixes exclusivos para la radio incluyendo rap, ahora decidían editarlo. Es cierto que muchas veces las letras eran altamente ofensivas y no podían pincharlas sin más, pero eso no era el caso de las canciones editadas, por lo que no había justificación en ese sentido.

Es en estos años cuando empiezan a llegar desde Europa éxitos del Eurodance que arrasaban en nuestro continente, que se vieron afectados por la censura. Así, canciones como Rhythm is a dancer de Snap, Get ready for this de 2 Unlimited o Mr. Vain de Culture Beat, que fueron grandes éxitos allí, sonaban en muchas emisoras en una versión totalmente descafeinada, eliminando cualquier parte de rap. Afortunadamente, la tontería no duró mucho, y a finales de los 90 el rap y el hip hop se establecieron como uno de los estilos de música de más éxito en USA y en todo el mundo.

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Música

  • Eurovisión 2016: La Segunda Semifinal

    Tras el inesperado desahucio de Rumanía, cuya pufista televisión llevaba sin pagar los recibos desde 2007, la segunda semifinal iguala en participantes...

    Dr. Anorak28 abril, 2016
  • Eurovisión 2016: La Primera Semifinal

    La Promoción eurovisiva 2016 ya ha terminado ese viaje de estudios anual que pasa por Riga, Moscú, Amsterdam y Londres para...

    Dr. Anorak19 abril, 2016