Connect
To Top

Lo que no queremos ver en esta edición de Gran Hermano

Ante el inminente comienzo de Gran Hermano 15, nos asaltan las dudas de todos los años. Y es que aunque es un programa que sigue contando con una audiencia fiel, es evidente que el formato ha sufrido el desgaste de los años, y cada vez son menos los espectadores que se enganchan a este reality. Pero también influyen otros factores, cosas que desde nuestro punto de vista no se hacen bien o se podrían mejorar.

Tras debatir en la redacción, hemos llegado a la conclusión de que hay una serie de cosas que deberían cambiar y no nos gustaría ver en esta edición. Esperemos que tomen buena nota.

Mercedes, protagonista absoluta

Son muchos los que afirman que “Mercedes Milá es Gran Hermano“, y quizás ella misma lo piense, pero eso es un error. Está bíen tener una presentadora que se implique y viva el formato (hay ejemplos como la presentadora de BB USA que es llamado Julie Chen Bot por lo estática y robótica que es con el cue) sin embargo con el paso de los años esta pasión desmedida se ha convertido en un auténtico lastre para el programa. Ha pasado de ser la presentadora a la protagonista del show, hasta el punto que no puede pasar nada en la casa sin que ella meta las narices. Es por ello que prácticamente todo se acaba concentrando en las galas que presenta, y si ha pasado algo interesante durante la semana se reserva también para que Mercedes lo analice y dé paso a los vídeos. Eso hace que con frecuencia los resúmenes diarios, que deberían enganchar al espectador y bien podrían llenar los access como ocurria en la época dorada del programa, estén faltos de contenido y se conviertan en un videoclip de cualquier horror de reggaeton.

Mercedes también se ha erigido como juez supremo que condena la actitud de aquellos concursantes que no les gusta, haciéndoles pasar un mal rato en la entrevista de su salida, y si por el contrario les cae en gracia da igual lo lamentable que haya sido su paso por el concurso, la entrevista va a ser un flirteo continuo y con suerte acabarán con una Milá plantándole las tetas en la cara.

Mercedes Milá nos enseña en GH más de lo que querríamos ver

Mercedes Milá nos enseña en GH más de lo que querríamos ver

 

Ausencia de guionistas

Algo que se criticó bastante de la última edición es que el casting no era bueno. No estamos de acuerdo, ya que con la excepción de un par de muebles, había grandes personajes. El problema era la ausencia total de guionistas, que provocaran situaciones donde los concursantes se enfrentaran. Las pruebas semanales con frecuencian rozan el ridículo, haciéndoles dar vueltas o correr en círculos durante una semana, lo que se hace aburridísimo de ver en el 24 horas. Que si no se quieren gastar un euro en decorados tampoco es necesario, con que haya menos pruebas físicas y de correr y más de crear crispación y mal rollo es suficiente. Aún recordamos aquellas nominaciones de la edición anterior, donde Mercedes anunciaba que en esa ocasión iban a ser especiales y que habría una vuelta de tuerca. El twist consistía en que no podían nominar si no cantaban cualquier estrofa de cualquier canción. La vergüenza ajena que pasa el espectador ante cosas así es indescriptible. El mismo programa ha demostrado en ocasiones, como con las puertas de GH10 o aquellas nominaciones de GH11 en la que cada porción de la tarta había una putadita, que de la forma más simple pueden crear tensión para toda la semana.

Galas eternas de más de 4 horas

Por mucho que nos guste Gran Hermano, no podemos entender la necesidad de que las galas se alarguen hasta casi las 3 de la madrugada, en una sesión maratoniana que pocos podemos aguantar hasta el final. Eso nos llevaría a otro punto que nos molesta también, y es el excesivo protagonismo del plató, cuando realmente no nos interesa lo que opinen concursantes de ediciones pasadas, que además siempre son los mismos y no dicen nada interesante, a excepción de divas cajoneras como Inma de Guadix o Melania Querol a las que siempre aplaudiremos y daremos la razón.

Uno de los motivos para alargar las galas hasta el infinito podría ser el falsear los datos de la audiencia. A las dos de la madrugada, cuando Gran Hermano compite con “la nada“, el share se dispara y puede maquillar unos resultados que no han sido tan buenos durante el prime time. Ese es el motivo por el que a veces nos sorprenden con la cabecera del programa a la hora de haber comenzado; lo que hacen es considerar los primeros minutos como un “previo” si coincide en horario con alguna apuesta fuerte de la competencia, consiguiendo manipular los datos finales de audiencia. Si la gala “oficial” acabara a una hora prudente (sobre las once y media/ una menos cuarto) se podría hacer un late en el mismo plató, con los contenidos más desenfadados y sexuales, imágenes inéditas, conexiones con la casa… Así quien tuviera ganas de más se podría quedar hasta que empezara Premier Casino y quien tuviera que madrugar (quedan pocos en España pero alguno hay) pudiera ver la gala al completo. Pero claro, con esto el “maquillaje de share” se iría al garete.

 

Una espectadora, tras cuatro horas de gala

Una espectadora, tras cuatro horas de gala

 

Concursantes entrando y saliendo y con información del exterior

Otro de los despropósitos de la pasada edición fue que entraran nuevos concursantes cada semana hasta bien avanzado el reality, lo cual hacía que la dinámica de la casa cambiara cada semana y era como volver a empezar. Y también que a los concursantes les llegara todo tipo de información del exterior, sobre todo cuando tuvieron la genial idea de hacer una repesca y meter a cinco ex-concursantes. Hubo un momento en el que sabían más de lo que pasaba fuera dentro de la casa que los propios espectadores.

Esto parece que va a cambiar este año por lo que han avanzado en la rueda de prensa, así que esperemos que sea así. No nos importa que a mitad de concurso entren una o dos personas para crear tensión y nuevas situaciones, pero no necesitamos que entren las parejas de los concursantes o que aquello sea un intercambiador de transportes.

Expulsión y nominaciones seguidas

Otro de los cambios que van a hacer es volver a la dinámica de años atrás de que una semana haya nominaciones y otra expulsión. En principio esto es algo positivo, porque no tiene sentido que nada más expulsar se nomine, eliminando la posibilidad de hacer estrategias y crear nuevas tramas. Pero aún así, ésta tampoco nos parece una opción válida, ya que una gala de cuatro horas y media con nominaciones solamente nos horroriza, por la cantidad de relleno y vídeos repetidos sin fin que puede tener.

¿Por qué no nominan cualquier otro día y se dan en el resumen diario como se hace en otros países? ¿Es necesario que todo suceda en la gala que presenta Mercedes? No entendemos bien por qué un programa que es de 24 horas diarias no distribuye mejor su contenido y hace unos resúmenes diarios interesantes que atraigan al espectador.

Que cuando copien de otros Gran Hermanos, lo hagan en plan cutre

Una de las novedades más esperadas de este año es que Mercedes va a trasladarse a Guadalix y va a dar la bienvenida a los concursantes. Si lo hacen bien es una buena idea, aunque ha sido copiada del Big Brother inglés, como el que haya una doble entrada durante dos días. Esto no sabemos aún si va a ser exactamente así, pero todo parece indicar que el domingo puede haber algo parecido en la segunda gala anunciada.

Emma Willis, presentadora del Big Brother inglés, dando la bienvenida a una travesti

Emma Willis, presentadora del Big Brother inglés, dando la bienvenida a una travesti

 

Y el que copien ideas de BBUK nos parece siempre positivo porque es posiblemente el Gran Hermano más original de todos los que se hacen, pero a la vez nos aterra porque ya han copiado cosas anteriormente y lo han hecho de una forma bastante cutre.

Años atrás, hubo algunas ediciones donde los guionistas se dedicaban a ver Big Brother durante el verano y luego venían y copiaban muchas pruebas e ideas, pero siempre eran una decepción para los que conocíamos las originales.

Así, en el Big Brother inglés se hizo una prueba en la que tenían un gran contendedor con agujeros y debían mantener su contenido con sus manos o partes del cuerpo. En realidad, la verdadera prueba solo la conocía un saboteador, que tenía que asegurarse que el nivel de lo que había en el contenedor llegara a bajar de una determinada marca. Esta prueba se hizo en Reino Unido con leche, que debía oler aquello a rayos. En España se copió la prueba ese mismo año, pero en vez de leche… pelotitas de papel. Además que mientras en UK el saboteador era elegido aleatoriamente, aquí lo eligió el programa a dedo por motivos desconocidos, quitando toda la gracia al asunto.

httpv://youtu.be/Th4-BTqDjn0

Otro caso fue el de la famosa Inma Contreras, que junto a otras dos concursantes era falsamente expulsada, viviendo en realidad junto a la casa, mientras Pepe Herrero tenía que alimentarlas durante una semana sin que los demás se dieran cuenta. Esto fue adaptado de algo que habían hecho los ingleses ese verano, cuando 3 posibles nuevos concursantes vivían en secreto junto a la casa, y una concursante elegida al azar tenía que robar ropa y comida para mantenerlos. Pero claro, en UK fueron más allá y los intrusos tenían que meterse en la casa a ducharse mientra los concursantes dormían. Aquí se limitaron a que les tenían que pasar comida, y para acceder a ellas lo hacía desde una habitación a la que no tenía acceso nada más que Pepe Herrero. Esto nos recuerda a la “prueba” que les pusieron a Desirée y Adrián el año pasado, donde que tenían que entrar en la casa a robar azúcar o cualquier chorrada sin que les viera nadie, algo que era imposible ya que el resto de concursantes estaban encerrados en el pabellón de pruebas. Completamente ridículo.

httpv://youtu.be/ycZQH_HzPQQ

Exceso de censura en el 24 horas

En un afán de guardar vídeos para las galas de expulsiones y tener algo de lo que hablar durante 4 horas, en cuanto ocurre algo medianamente interesante en el 24 horas, inmediatamente enfocan el jardín, el jacuzzi o cualquier otro plano fijo que no deja ver nada. ¿Qué sentido tiene entonces el 24 horas? Además que cualquier conversación subida de tono o que toca temas mínimamente polémicos es censurada también. Si eso no es ir contra la idea de Gran Hermano, que nos lo expliquen.

Imágenes del 24 horas de Gran Hermano de una fuerte discusión en la casa

Imágenes del 24 horas de Gran Hermano de una fuerte discusión en la casa

 

 

3 Comments

  1. ukue

    17 septiembre, 2014 at 1:01

    muy a favor de todo

  2. Ibon

    17 septiembre, 2014 at 17:24

    Amén

  3. pepe

    18 septiembre, 2014 at 12:27

    Muy de acuerdo contigo con todo excepto con el tema de las nominaciones que a mi si me gusta que sean en directo, aunque casi siempre me las pierdo pq las suelen hacer a las 1:30 de la mañana (otro punto con el que estoy totalmente de acuerdo). Estas cosas las he leído muchas veces a mucha gente fan o seguidor de gran hermano pero después de tantas ediciones sin hacer caso al público no espero que ahora cambien, es más creo que esta edición Mercedes tendrá todavía más protagonismo y será todavía más insoportable, que las galas durarán todavía más para maquillar las audiencias (tienen competencia fuerte), y que los guionistas seguirán metiendo la pata como de costumbre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Televisión