Connect
To Top

Peligrosos sociales I: Fanfatales

Cuando a Alaska y Dinarama se les ocurrió hacer el juego de palabras para su último disco Fan Fatal, nunca imaginaron lo que se vendría encima: hordas de adolescentes desesperadas aclamando a Mario Vaquerizo a la salida de cualquier evento y/o Supermercado de El Corte Inglés.

El término fanfatal viene a ser fan de Fangoria, de Alaska y de todo lo que la mexicana roce con las yemas de sus blanquecinos dedos.

Partimos de la base que Fangoria no es un grupo normal como pueden ser Lory Mayers, Vetusta Morla o El sueño de Morfeo. Ellos son especiales y, antes del reality que aportó normalización en el asunto, más raros que un perro verde. Por ende, los fanfatales son raros, oscuros y siniestros. Y, hasta hace poco, vistos como extraños góticos con anillos de pirámides o meros seguidores de los 80, la década del hartazgo.

Por lo tanto vamos a hacer una pequeña catalogación de los fanfatales para aclarar de una vez por todas el asunto. Comprobarás que es un artículo de opinión muy sencillo que  John Cobra podría leer y hasta comprender.

 

Tipo 1: La fan de toda la vida.

new-24

Él sí es amigo personal de Alaska. Sus mayas fueron determinantes.

[pullquote]Yo a Alaska la ví tocar en la escuela de caminos, es total[/pullquote]

Como Pedro Munster pero sin ser amigo personal de la diva.

Se trata de señoras que rondan los 50 y que han seguido a Alaska desde que empezó. De los que iban a conciertos de los Pegamoides y los que, en las reuniones sociales, sacan fotos suyas con Olvi, de cuando hicieron la gira del 83 y otros documentos de los que se sienten muy orgullosos.

Se saben al dedillo declaraciones de revistas de los 80 y acumulan vinilos y otros materiales de valor incalculable en sus estanterías. Sueñan con hacerse un hueco en el círculo de amistades del matrimonio Vaquerizo-Gara y fantasean con la idea de ser reconocidos por sus ídolos en una firma de discos o cualquier acto social que se precie. Lamentablemente, si no les reconocieron en el 93, con 50 fans, no les van a reconocer ahora con 500.000. Pero la esperanza es lo último que se pierde.

 

Tipo 2: Una temporada en el infierno.

0No quiero fans  indies  progres  pesados en mi vida

[pullquote]Ya no son tan auténticos como antes, han perdido frescura[/pullquote]

Estas mujeres, muy indies ellas, se incorporaron a la lista de seguidores de Alaska en el 99, cuando sacaron su LP Una temporada en el infierno, el disco más oscuro, tristón e inerte por momentos de su carrera. Bien es cierto que este CD los sacó de la podredumbre de las alcantarillas en la que vivieron en los 90 y les sirvió para hacerse bolitos, galitas y apariciones públicas por toda España, y allí estaban las fanfatales indies subterfugianas coreando Electricistas o Me odio cuando miento con la fuerza vocal de una manada de ñus.

Esta tipología de fans se fueron desligando del concepto Fangoria conforme pasaban los años y las producciones del dúo se fueron volviendo más comerciales lenta pero inexorablemente.

 

Tipo 3: Hijas del Reality

Abrir2

La gran familia

[pullquote]Mario Vaquerizo me puso un like, fue el día más feliz de mi vida. Bimba te quiero.[/pullquote]

Las más jóvenes y numerosas. Se tratan de niños entre 10 y 20 años que se han hecho fans a través del reality. Las raras de su clase, vamos. Usan las redes sociales para tejer alianzas entre otras como ellas y  algunas se convierten en verdaderos referentes para el movimiento.

Huelga decir que son tan sectáreas e intolerantes como cualquier fan adolescente que se precie, lo que las hace indestructibles.

Su afán en la vida es que Mario Vaquerizo les ponga un like en Instagram, y si lo consiguen, lo añaden a su biografía como hecho transcendental en su corta pero intensa existencia. En esta línea, siguen a todos y cada uno de los componentes del círculo vital de Olvi, desde su técnico de sonido hasta la vecina del 4º y se vuelven locas literalmente si alguno de éstos les hacen el más mínimo caso en alguna red social. Demostrando patetismo y empeño a partes iguales.

Muchos de estos fans desconocen la carrera musical de Alaska más allá de los CDs que puedes encontrar en el Alcampo, pero eso es lo de menos porque poseen las pociones firmadas, y algunos les han escrito bellos epítetos en la puerta de su casa para que siempre los recuerden.

Energía y testarudez a raudales (símbolos de juventud y grasa facial)

 

Tipo 4: Criticar por criticar

frigenti-alaska

Prometió que nunca volvería a caer… pero esta vez no lo quiere evitar

 

[pullquote]Alaska está gorda y su último disco tiene toques warholianos[/pullquote]

Son fans de lupa, analizan todo lo que hacen sus ídolos, enfrentan declaraciones de la actualidad con las de hace años para ver como incurren en contradicciones y basan sus críticas constantes en innumerables datos que memorizan como cotorras. Su especialidad es esconderse en pseudónimos como Fangoglotis, Fanfatatity, Fangofanfan o Fangstastic y sumergirse en foros especializados para poner a parir a sus ídolos, de los que tienen toda la discografía, todos los refritos y todo el merchandising comprado firmado y por duplicado.

Verdaderamente este tipo de fans es muy valioso porque critican sabiendo lo que hacen y a veces sus disparos aciertan en el clavo, pues, por mucho que nos pese, Nacho y Alaska son humanos, aunque a veces nos cueste creerlo.

 

Tipo 5 : Tú no eres fan, loca.

salva ortega ¿Que Alaska es Mexicana? Anda ya, si habla español perfectamente.

[pullquote]Mis favoritas son “No me arrepiento”, “La bola de cristal” y “Mil campanas”[/pullquote]

Son mariquillas estándar con mechas opcionales que se vuelven locas en la pista si les ponen algún hit de Alaska (de los 80, no las versiones de Fangoria, que son muy raras) porque es la diva de los gays.

Además es muy lista y está súper de acuerdo con las cosas que dice cuando va a Sálvame de Luxe o Pasapalabra.

Se consideran fans de Fangoria pero confunden a Nacho Cano con Nacho Canut y otras meteduras de pata de paleta.

En el fondo son graciosas y no hacen daño a nadie. Dejémoslas vivir en su mundo plagado de mariliendres y escandalosos malentendidos amorosos.

 

Tipo 6: Enferma

1164665449_f

¡Preparados para ir de despedidas de soltera! En Fiestas Paco han hecho el agosto con nosotras.

 

[pullquote]¿Dónde está el bar de Silvia Superstar?[/pullquote]

En esta categoría entran todos aquellos fans que más que ser seguidores de alguien, quieren ser ese alguien. Así que moldean su firma, su voz, su aspecto y sus costumbres para parecerse al ídolo. en este caso una retaco mexicana con mucha labia.

Que Alaska se compra un Mcnamara… ellas se compran otro (la diferencia es que una se hipoteca y la otra no)

Que Alaska se casa en las Vegas… ellas llaman a su amigo artistón para disfrazarse de Elvis y que les cante Cumpleaños Feliz en el cortijo de una amiga donde se han ido todas las maricas a hacer un finde de convivencia.

Que Alaska se tatua a Divine… ellas buscan en la wikipedia Divine y se hacen fans.

Que Alaska habla en EsRadio… ellas se bajan los podcast de Gladys Palmera.

Y así sucesivamente.

 

Tipo 7: Fan no homosexual

Pumas-aficionados

Alajka, sácate las tetas

[pullquote]A Cher, Nacha Guevara y Alaska… ¡me las pichaba! Ay omá, oh may[/pullquote]

La rara avis de las fanfatales. ¡Existen!

Se trata de hombrtes heterosexuales que aman el concepto Russ Meyer, aunque no sepan quien es. Es decir, les gustan las buenas tetas y las curvas. Así que Alaska les pone bien palotes independientemente de lo que cante. El sumun de su placer fue la Interviú, mejor dicho, el vídeo del making of de la Interviú y sienten envidia sana (los hombres heterosexuales no pueden experimentar otro tipo de envidia) por Mario Vaquerizo, porque, aunque parezca gayer, se la calza, hablando en lenguaje Forocoches.

Este tipo de fans es muy cómodo para Alaska, pues llenan auditorios, no esperan a las puertas de los hoteles y representan el concepto Un hombre de verdad que ella ha cacareado a lo largo de su carrera.

Y hasta aquí la primera entrega de esta serie de peligrosos sociales cuyo objetivo es protegeros de las más pérfidas sub-culturas en aras de una convivencia pacífica.

Una vez más, El Cajón Desastre, ejerce de servicio social.



6 Comments

  1. Barbarossa

    5 febrero, 2014 at 15:33

    Estaba casi convencido de que la foto del fan no homosexual iba a ser de una planta rodante de esas del Oeste.

  2. albertoputote

    5 febrero, 2014 at 15:39

    Juas, genial artículo. Deseando leer las siguientes entregas 😀

    Y fanfatales heteros conozco, alguno entre mis amigos.

  3. Tina bravo

    5 febrero, 2014 at 20:14

    Aunque somos amigas yo la sigo de siempre. Y si la llamo olvido, es porque ella me lo pide. Vamos juntas a merendar churros a San Ginés. Me encanta quemar cosas.

  4. Brujo averiado

    6 febrero, 2014 at 19:53

    Aquí patináis, un@ autentic@ fan de Alaska, de la que la sigue desde los 80, de los que la descubrimos en la bola de cristal, odiamos a la vaqueriza, esta trepa interesada que se ha cargado la carrera de Alaska.
    Y no pararemos de gritar:¡RAJOY DIMISIÓN ALASKA DIVORCIO!

    • Tuyupa

      6 febrero, 2014 at 20:43

      En ningún momento se menciona la relación entre las fans antiguas y Mario Vaquerizo ♥️

  5. Maria Loser Santiago

    11 febrero, 2014 at 1:53

    ola alasca soy fan tuya desque tenia 8 años. paso malos momentos y tu musica m da fuerzas para seguir. agrégame al line y al telegran 658*********

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Música

  • Eurovisión 2016: La Segunda Semifinal

    Tras el inesperado desahucio de Rumanía, cuya pufista televisión llevaba sin pagar los recibos desde 2007, la segunda semifinal iguala en participantes...

    Dr. Anorak28 abril, 2016
  • Eurovisión 2016: La Primera Semifinal

    La Promoción eurovisiva 2016 ya ha terminado ese viaje de estudios anual que pasa por Riga, Moscú, Amsterdam y Londres para...

    Dr. Anorak19 abril, 2016