Connect
To Top

The Sounds arrasaron anoche Madrid.

La cita fue anoche a las ocho en la clásica Sala La Riviera, tal y como lo fue hace poco más de dos años. Uno de los mejores grupos del “indie pop”* escandinavo y definitivamente los dueños del mejor directo llegaron a Madrid desde Barcelona ayer por la tarde, y tras comerse un par de menús whopper en el Burger King que está al lado de la sala, se quedaron con hambre y entraron al escenario comerse el mundo.

*Y es que The Sounds, al igual que otras formaciones como Saint Etienne(esto son palabras mayores, así que pido perdón por adelantado) o solistas como Robyn son artistas de innegable espíritu mainstream, que por circunstancias varias se han quedado al margen de la corriente principal y han participado, con mayor o menos gusto de la escena alternativa. Sin embargo, un lugar donde nunca han faltado es en el de un público fiel que les sigue y respeta pase lo que pase, todo ello al margen de entrevistas más o menos desafortunadas.

Después de un sencillo pero respetable preludio a cargo de The Limousines y de unos frenéticos minutos en los cuales se barría el escenario y Kids at the Bar picharrajeaba Adele (porque esto no tiene otro nombre) apareció el grupo que arrancó con una de las cancines de su nuevo disco y una de las más teatrales, “Dance with the Devil”. El público, totalmente heterogéneo (ya que reunía desde guiris borrachos tipo el FIB, a hordas de lipstick lesbians, gays modernos, heteros de esos que gustan de saltar agarrados de los hombros e incluso algunos looks del tipo Parla) demostró que, si bien no es muy numeroso, si se entrega con todas sus ganas, canta las letras y emite “nananana¬¨¬•s” en las partes instrumentales, aprovechando lo pegadizo y lo redondo de las melodías del grupo.

A partir de ahí, Maja Ivarsson fue soltándose progresivamente, especialmente en los temas de los discos anteriores, objetivamente muy superiores a su último álbum, que en mi opinión es con diferencia el más flojo de su discografía.

Y ahí estuvo el problema. Debido a deberes promocionales todo el spotlight hubo de recaer sobre el último disco (Better off dead, Dance wth the devil, Something to die for, The no no song), si bien era obvio que tanto el grupo como el público reaccionaba de manera eléctrica con los clásicos: el single de los singles- Painted by numbers, la más potente del grupo– Living in America, Queen of apologies y el clásico momento íntimo que vino de la mano de una Night after night desprovista de toda su energía y convertida en una balada diseñada a que Maja coja aliento mientras el público menea las manos en una orgasmo colectivo. Esta estrategia ya es conocida por los fans del grupo, ya que en giras anteriores han recurrido al rearrangement de temas desde el up o midtempo hasta la balada, como ya se hizo hace dos años con el brillante “Home is where your heart is“.

En general, lo más cuestionable del concierto fue el tracklist, ya que quien suscribe echó terriblemente de menos temas estupendos como “Midnight Sun“, “Home is where your heart is“, “The best of me” o el muy hooliganYeah yeah yeah. Hay que decir que, la que es sin duda su canción más conocida, la enorme “Tony the beat” fue reservada para el final, como mandan las leyes del pop, después de un iensperado receso diseñado para que cundiera el pánico. Y bueno, en una mala idea, a alguien se le ocurrió que cerrar con una canción tan anónima como “Dorchester Hotel” era una buena idea. Pues no chicos, no lo era.

Lo mejor sin duda, la energía contagiosa que derrocha Maja y los chicos, especialmente Félix Rodríguez, cuyos kilos recientemente ganados le han sentado de maravilla. Todo contribuyó a que en mi memoria el concierto durara aproximandamente quince minutos de extraordinaro frenesí, lo cual no fue un problema, ya que al tratarse de una auténtico party group, no caen en el mítico cliché de famoso cañero que es muy sano y en realidad no sale”, ya que anduvieron igual de acertados en la aftershow ysobre todo en el Dj set que se marcaron en Spray (sala Charada) donde pincharon burlando los límites impuestos por la Sra. Ana Botella.

Ha sido un OMG en toda la regla, solo os pido que no tardéis dos años en volver.

The Sounds actuarán esta noche, sábado once en la sala Kafe Antzokia de Bilbao.

2 Comments

  1. Miss Galactica

    12 febrero, 2012 at 14:12

    Que se ha muerto la negra !

  2. igotstyle

    23 febrero, 2012 at 17:48

    ¿Pero son conocidos fuera de Folderland?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Música

  • Eurovisión 2016: La Segunda Semifinal

    Tras el inesperado desahucio de Rumanía, cuya pufista televisión llevaba sin pagar los recibos desde 2007, la segunda semifinal iguala en participantes...

    Dr. Anorak28 abril, 2016
  • Eurovisión 2016: La Primera Semifinal

    La Promoción eurovisiva 2016 ya ha terminado ese viaje de estudios anual que pasa por Riga, Moscú, Amsterdam y Londres para...

    Dr. Anorak19 abril, 2016